This website is owned by Luisa Fernanda Gonzalez Duque. luisa@martinamoda.com

Gran producción textil de algodón en Valledupar

“El algodón es una fibra vegetal natural de gran importancia económica como materia prima para la fabricación de tejidos y […]

ADS

“El algodón es una fibra vegetal natural de gran importancia económica como materia prima para la fabricación de tejidos y prendas de vestir.”

“La generalización de su uso se debe sobre todo a la facilidad con que la fibra se puede trenzar en hilos. La resistencia, la absorbencia y la facilidad con que se lava y se tiñe también contribuyen a que el algodón se preste a la elaboración de géneros textiles muy variados.”

De la sobreproducción de algodón a nivel mundial hablaron los titulares de prensa en éstos términos: “28 millones de balas será la producción algodonera en 1953” . Cifra que, según el artículo, se ve condicionada a las buenas perspectivas de los cultivos de Argentina, Perú, Estados Unidos, India y Uganda, principalmente, y que compensarán las mermas en la producción de Egipto y Pakistán. “En cuarenta millones de balas se calcula la producción de algodón en 1956” , es el titular con el que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos informó sobre su producción y la de otros países, resaltando que de esta cifra solamente ellos producirán 14.700.000 balas.

A pesar de que el cultivo del algodón apenas se estaba iniciando, de entrada ya lo percibían como algo muy productivo y con futuro, hasta el punto de que muchos “limpiaron” los bosques y civilizaron las tierras para volverlas aptas para cultivar algodón.

Por otro lado, en esta misma década el cultivo del algodón estaba en expansión y le generó tantos recursos a esta región, que se convirtió en uno de los motivos económicos principales que sustentaron la creación del Departamento en 1967. La principal característica de la década del 70 fue la dinámica de la economía. Durante el primer quinquenio, el auge del cultivo de algodón y, durante el segundo, su descenso producto de la crisis del sector, que se empezó a sentir en los años 1976/1977.

Años de auge en la producción de algodón:

Guardando las proporciones, si la historia económica de Colombia en el último siglo ha estado asociada al cultivo del café , se diría que la del Cesar y Valledupar, después de 1950 y hasta los años 1980, estuvo asociada al algodón. Es por eso que hablar de desarrollo económico de Valledupar en este período de la historia, es hablar del “oro blanco”, como otros lo llaman, y de lo que significó para los vallenatos: Desarrollo. Motivo por el cual se presenta, en primer lugar, un breve bosquejo de la historia del algodón en América y Colombia, y en segundo lugar lo que fue el desarrollo del cultivo y su producción, en La Costa Norte y en el Cesar.

El origen de la palabra “algodón” no se sabe con exactitud, se supone que viene del sánscrito karpásái, la cual a su vez proviene de la palabra griega Karpasos y la expresión latina Carbasus que expresaban lino español . La palabra árabe Qutum pasó a significar algodón en el idioma español. Se conoce que en el Valle del río Indo, oeste de Pakistán se encontraron tejidos y cordones fabricados en algodón que datan del año 3.000 a. de C. Por más de 3.000 años la India fue el centro principal de la industria algodonera, y en la fabricación de telas sólo fue igualada por Inglaterra durante el Siglo XIX. De la India el algodón pasó a la China y Corea, hace alrededor de 500 años. En el Nuevo Mundo las telas de algodón más antiguas se encontraron en el Perú y se estima que fueron fabricadas en el año 2.500 antes de la era cristiana.

En el siglo XVIII, Ely Witney perfeccionó una primitiva desmotadora hindú, con la que se revolucionó la industria textil, al permitir la separación rápida de la semilla y la fibra. Por la misma época se introdujeron a los Estados Unidos algodones originarios de regiones meridionales de América. La Revolución Industrial del siglo XIX dio un mayor auge a la utilización de la fibra de algodón.

Del algodón en Colombia se conoce que “se explotaba, hilaba y usaba como vestido desde mucho antes de la conquista española” . Según Eduardo Posada Carbó , durante el Siglo XIX la explotación comercial del algodón estuvo restringida a las vecindades de Barranquilla, Cartagena y Santa Marta, donde el algodón era una cosecha para la venta, cultivado a solicitud de comerciantes locales que estaban en contacto con los mercados mundiales. De acuerdo con esta fuente, después de 1910 el cultivo del algodón tuvo una expansión significativa luego de que por estos años fue creada en Barranquilla la empresa de Textiles Obregón. En las dos décadas siguientes, “la producción nacional suplía alrededor del 80% la demanda textil colombiana y la mayoría provenía de la Costa, sin embargo, en los años 1930, la producción nacional se rezagaba frente a la demanda de la industria textil; al llegar la década de 1940 parecía que el algodón de la Costa se estancaba mientras reaccionaban otras provincias como el Tolima y Valle del Cauca” . Con la industrialización de las principales ciudades como Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, el cultivo se constituyó en una de las actividades agrícolas más importantes desde el punto de vista socioeconómico, debido a que se convirtió en la principal fuente de oferta para la industria textil nacional.

Gracias a la creación el Instituto de Fomento Algodonero (IFA), iniciativa que tuvo las principales industrias textileras del país, para finales de 1950 Colombia, se convirtió en gran exportador de algodón cuando no sólo fue capaz de autoabastecerse en el consumo de algodón, sino que inició un período de exportación de fibra que duró, aproximadamente, dos décadas y media.




© 2011 - 2015 Martina Moda S.A.S - Política de Privacidad | ¡Hispanic vote!